Cuantas personas han visitado este blog hasta el día de hoy

viernes, 25 de junio de 2010

Arco cerrado, esperanza abierta

Arco cerrado, esperanza abierta
La frase es reduccionista pero, para muchos, se ha transformado en una teoría deportiva: los ataques ganan partidos, las defensas campeonatos. Si esto fuera así de lineal, Uruguay tiene entonces todo el derecho a soñar con grandes cosas en la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010, ya que es una de las pocas defensas que todavía no recibido goles en la competición.
El dato no es uno más de cara a su duelo de octavos de final ante la República de Corea: durante el pasado clasificatorio sudamericano, los charrúas concedieron 20 tantos en 18 partidos, lo que da un promedio de 1,11 por encuentro. ¿Qué cambió desde fines de octubre del año pasado hasta ahora? “Me parece que las eliminatorias son más irregulares”, afirma a FIFA el lateral izquierdo Jorge Fucile. “Cada uno llega de su club y hay muy poco tiempo para trabajar juntos. Jamás tuvimos tantos días para ajustar detalles como lo hemos hecho aquí y eso nota”, completa el zaguero de 25 años.
Para su colega de la banda derecha, Mauricio Victorino, la clave es el todo. “No es un mérito sólo de la defensa sino de los 11 que salen al campo de juego. Este es un equipo solidario, y si bien es cierto que los defensores hemos estado cumpliendo un buen papel, siempre concentrados y atentos, también nos dan tranquilidad los delanteros, porque sabemos que en cualquier momento la meten”, afirma el marcador de la Universidad de Chile.
La misma línea transita el dueño del arco celeste, Fernando Muslera, aunque agrega otro punto de vista al análisis. “No he tenido tanto trabajo, con lo cual hay una gran responsabilidad de todos mis compañeros”, dice el 1. “Sin embargo, creo que también tiene que ver con los rivales que hemos enfrentado en las eliminatorias. Honestamente, creo que son más difíciles que el Mundial”, exclama convencido.
Sobre el rival y el rol de favoritoLos tres futbolistas coinciden en algo: la República de Corea dista de ser un rival sencillo. “Los veo mejor atacando que defendiendo. Tiene delanteros rápidos pero también muy técnicos, y un par de volantes que saben manejar bien el balón. Así que deberemos seguir muy atentos. Una distracción ahora, te manda de vuelta a casa”, avisa Victorino. Para Muslera, la clave será cortar su circuito de juego. “Siempre intentan llegar a posiciones de gol en dos o tres toques, y ha demostraron contra Argentina que son capaces de generar peligro. Habrá que tener cuidado”.
Tras su excelente primera fase, Uruguay parece haber pasado del asiento del acompañante al de conductor: es el favorito de la mayoría ante los surcoreanos. “Lo que piensen, no nos importa. Demostramos ser los mejores en nuestro grupo, pero en los octavos de final el nivel es sumamente parejo y los favoritismos desaparecen”, asevera Fucile. Para el lateral del Porto, Uruguay deberá “aprovechar el momento, porque el primer gol puede ser decisivo”.
El tema del favoritismo tiene otra arista interesante: de avanzar a cuartos de final, en el camino de Uruguay están Ghana o Estados Unidos, no Inglaterra o Alemania. ¿Será ese cuadro, accesible sólo en los papeles, una presión extra? Muslera tiene una opinión formada: “Depende. Es cierto que no está mal evitar a equipos tan importantes ahora, pero uno debe tomar precauciones extra ante los que no son favoritos”. Victorino coincide con el arquero. “Si uno tuviera la posibilidad, seguramente no elegiría a Argentina, Alemania o Inglaterra. Quizás hayamos tenido algo de suerte, aunque si después no respaldamos esas cosas en la cancha, lo hablado no sirve de nada”.
Los tres reconocen que esta selección ha creado una gran ilusión en Uruguay, la misma que tienen ellos. Fucile deja una reflexión interesante: “Esta es una experiencia única, algo todos que soñamos dese chicos. Tenemos que aprovechar nuestro momento y tomarlo con ganas, porque no sabemos si volveremos a tener una posibilidad así mañana. Hay algo especial en este grupo y podemos llegar lejos”.

No hay comentarios: