Cuantas personas han visitado este blog hasta el día de hoy

domingo, 27 de junio de 2010

¿Hasta dónde llegará la Celeste?

¿Hasta dónde llegará la Celeste?
Hubo que esperar 40 años, pero la selección uruguaya está de vuelta en los cuartos de final de la Copa Mundial de la FIFA. Tras la sufrida victoria ante la República de Corea con dos goles del delantero Luis Suárez, la Celeste ya tiene su plaza en el antepenúltimo peldaño de Sudáfrica 2010.
Después de ver los últimos cuatro partidos de los hombres de Óscar Tabárez, ¿hasta dónde crees que puede llegar Uruguay en este torneo?
Hasta el momento, el equipo charrúa se ha mostrado muy sólido en defensa, con la excepción del gol encajado ante los coreanos, y Luis Suárez parece en racha. Atención al dato, cada vez que el jugador del Ajax de Amsterdam anota con la camiseta celeste, su selección no pierde. El técnico, siempre comedido en sus palabras, se ha atrevido con esta declaración tras el partido con Corea: “en los últimos minutos apareció la solidaridad y cohesión del grupo, y sin envalentonarme, creo que esta es un arma importante para enfrentar a cualquier rival”.
Y el próximo rival será la selección de Ghana que se impuso en su cruce de octavos a EEUU en la prórroga. ¿Crees que superará este obstáculo en cuartos? Y, de ahí en adelante, ¿cuál es el techo?

Los grandes de este mundo

Los grandes de este mundo
EL RESUMEN DE LA JORNADA – A medida que avanza el torneo, el margen de error de cada equipo disminuye, ya que el más mínimo fallo conduce a la eliminación. Los jugadores decisivos adquieren pues automáticamente la condición de salvadores.
En la tarde del sábado, Uruguay pudo erigir una estatua a Luis Suárez. El delantero del Ajax de Amsterdam, principal anotador de la Eredivisie esta temporada, con 35 dianas, está a punto de coronar una nueva meta. Su doblete ante la República de Corea permitió a la Celeste acceder a cuartos de final del certamen, y a él mismo alcanzar a Gonzalo Higuaín, Robert Vittek y David Villa en lo más alto de la tabla de artilleros de Sudáfrica 2010.
El charrúa, muy atento en una acción ofensiva de los suyos, aprovechó el poste para batir al meta Sung Ryong Jung con un balón que se introdujo en el fondo de las mallas tras rozar el interior del palo. Era evidente que la suerte se había decantado por uno de los dos bandos, puesto que al principio del encuentro, en ese mismo arco, el surcoreano Park Chu Young ejecutó un magnífico lanzamiento de falta que se estrelló contra la madera… Y los coreanos dijeron adiós.
Y por la noche, en el estadio Real Bafokeng de Rustenburgo, ¿quién mejor que un príncipe para ceñirse los laureles? Ghana tenía uno, Kevin-Prince Boateng, que firmó al inicio de la contienda un gol que hubiera podido situar a Ghana en la cima del fútbol mundial al término de los 90 minutos. Sin embargo, el equipo de las Barras y Estrellas también contaba con sangre azul en sus filas. Landon Donovan, máximo goleador de todos los tiempos de la selección estadounidense, añadió de penal un 45º tanto a su colección. Un disparo con rosca sumamente ajustado al poste, y un tercer gol en su cuenta particular de este torneo para acompañar a los mejores realizadores… ¿Nos recuerda a algo?
Pero después del príncipe ghanés, entró en escena el rey. Su Majestad Gyan Asamoah, vestido de púrpura y oro para la ocasión, concedió una gracia a todos sus súbditos al materializar la diana que clasificaba a Ghana para cuartos de final por primera vez en su historia, la tercera vez que una selección africana lo consigue, tras Camerún en 1990 y Senegal en 2002. Y vemos así a un sexto futbolista con tres tantos…
Resultados
Uruguay 2-1 República de Corea
Estados Unidos 1-2 t.s. Ghana


Gol de la jornada
Uruguay 2-1 República de Corea, Luis Suárez (80’): en un partido tan indeciso como el duelo de octavos de final entre Uruguay y la República de Corea, alguien tenía que dar un paso al frente y enfundarse el traje de héroe. Luis Suárez había comenzado el trabajo en el primer tiempo, ¿por qué no iba a terminarlo? A diez minutos de la conclusión, y con un empate en el casillero, el atacante del Ajax recuperó el balón en el ángulo izquierdo del área tras un saque de esquina que los asiáticos no acertaron a despejar, se deshizo de un defensor y superó a Sung Ryong Jung mediante un sensacional disparo. Un relámpago de genio en la tormenta de Puerto Elizabeth.
Para el recuerdo
Nunca sabremos si, con unas mejores condiciones climáticas, el tiro raso del surcoreano Lee Dong Gook en el minuto 87 habría privado a Uruguay de la clasificación, o al menos prolongado el choque. Pero un reflejo de Fernando Muslera y el césped anegado ralentizaron el esférico, que no llegaría a traspasar por segunda vez la meta sudamericana…
La frase del día
“Los coreanos estuvieron muy picantes, pero tuvimos la rebeldía, la garra y el corazón para ganar. Si pasamos esto, ahora que venga cualquiera”. Jorge Fucile, defensa de Uruguay.
Números que hablan…
3:
 el gol que marcó el ghanés Kevin-Prince Boateng a Estados Unidos en el minuto 6 es el tercero más rápido de una selección africana en la Copa Mundial de la FIFA, después de los logrados por Asamoah Gyan, otro de los protagonistas de la noche, ante la República Checa en 2006 (2’) y el sudafricano Siyabonga Nomvethe contra Eslovenia en 2002 (4’).
Desde la tribuna"¡Merecido para Ghana! Jugaron gran parte del partido mucho mejor que Estados Unidos. Me alegro que estén afinando el remate final, que era lo que les había pesado en los partidos anteriores. Un final justo, y si siguen así, no es raro que empiecen a soñar con estar en las semifinales", jureleitor (Chile), usuario de FIFA.com
La pregunta
Uruguay y Ghana se medirán en cuartos de final. Uno de estos dos equipos estará pues en semifinales. ¿Será capaz de conquistar el título?

Goleador talismán

Luis Suarez of Uruguay (R) scores the opening goal as Jung Sung-Ryong of South Korea looks on
El partido acaba de terminar y allí, en el medio de la lluvia que riega el Estadio Estadio Puerto Elizabeth, hay un puñado de jugadores que celebran sin parar de cara a su gente. Uruguay acaba de clasificarse por primera vez en 40 años para los cuartos de final de una Copa Mundial de la FIFA, luego de vencer a la durísima República Corea por 2-1. Todas las miradas, por supuesto, apunta a Luis Suárez, al autor de los dos goles.
Hay un dato sobre el artillero que pasa desapercibo pero no es menor: si se tienen en cuenta las eliminatorias para Sudáfrica 2010 y la fase final misma, en los siete encuentros en que Suárez anotó, Uruguay no perdió nunca, cosechando cinco victorias y dos empates. Es más, siempre marcó el primer tanto de la Celeste en esos partidos...
Los números no mienten: le hizo uno a Bolivia por la 1ª jornada del clasificatorio en Montevideo y Uruguay ganó 5-0; en la 3ª, también abrió el marcador ante Chile en casa, y al final ese juego terminó 2-2; recién volvió a anotar en la 14ª en Venezuela, el empate parcial 1-1 que, a la larga, sería 2-2; su cuarto gol llegó en la 16ª frente a Colombia, otra vez en el Centenario, abriendo el camino para la victoria charrúa por 3-1; el último de las eliminatorias fue quizás el más importante, ya que empató el encuentro de la 17ª con Ecuador en Quito que luego la Celeste ganaría por 2-1.
En Sudáfrica, México y ahora República de Corea pueden dar fe de efecto positivo de sus goles. “Siendo delantero, uno siempre quiere convertir y en estas circunstancias se dio para ayudar al equipo que era lo más importante. Aquí lo que vale es la clasificación a cuartos de final”, dice el 9 en exclusiva a FIFA.com minutos después del éxito ante los asiáticos en Puerto Elizabeth.
Objetivos a la vista
De saco y con el nudo de la corbata floja, Suárez no puede esconder su cansancio más allá del conformismo. La culpa de ello la tienen los coreanos, quienes supusieron un rival tan duro como se esperaba. “Sabíamos que no iba a ser fácil. La ventaja temprano nos tranquilizó pero, en el segundo tiempo, por cuidarla nos metimos atrás y Corea terminó encimándonos demasiado. Sufrimos, pero creo que después del 1-1 entendimos que teníamos que volver a ser los del comienzo y por suerte pudimos ganarlo”.
Más allá del toque con el que convirtió el primer gol, la joya del día fue el segundo, un derechazo desde la izquierda que se coló en el ángulo superior izquierdo del arco coreano. “Salió lindo, ¿no?”, dice con una sonrisa. “Cuando enganché no quedaba otra que patear al arco… No quería que entrara ahí, pero el año pasado hice uno parecido en el Ajax. ¡Eso para que no digan que fue casualidad!”, se defiende con humor.
Un sinfín de periodistas lo esperan en la zona mixta y sólo hay tiempo para una pregunta más: ¿Cuál es la meta a partir de ahora? “Cumplimos con las dos primeras y estamos contentos, claro, pero Uruguay debe ir partido a partido. Los 32 que comenzaron el Mundial llegaron a Sudáfrica con el deseo de jugar la final, pero primero quedaron 16 y nosotros ya estamos entre los mejores 8. Por lo tanto, ahora nuestro objetivo ahora es salir campeón”. Si Suárez sigue anotando goles, la Celeste estará muy cerca...