Cuantas personas han visitado este blog hasta el día de hoy

viernes, 2 de julio de 2010

¡Uruguay entre los cuatro mejores del mundo!

Uruguay derrotó a Ghana en una infernal definición por penales 4-2 y se metió entre los cuatro mejores del mundo por primera vez 40 años. Los 90´ reglamentarios y los 30´ de alargue finalizaron igualados 1-1. En los penales, Muslera tapó dos penales y Abreu… ¡picó el último! y metió a la celeste entre los cuatro mejores por primera vez en 40 años.
Uruguay comenzó mejor que Ghana.
A los 3´, el "Flaco" Fernández mandó un centro desde la derecha que se cerró y cruzó por delante del arco africano sin que ningún uruguayo pudiera conectar.
Posteriormente, Luis Suárez tuvo dos grandes ocasiones: la primera a los 10´, cuando se sacó un rival de encima y remató al arco, pero su intentona fue bien conjurada por Kingson, y a los 26´, cuando nuevamente se enfrentaron arquero y goleador, y volvió a salir airoso el africano al mandar al corner con espectacular atajada otro potente tiro con olor a gol del 9.
Unos minutos antes, Mensah por poco se la mandó a guardar a su guardameta cuando, tras un corner, despejó para el lado equivocado. Kingson volvió a salvar.
Hasta allí, Uruguay era más y no sufría ningún tipo de problemas en defensa. Sin embargo, Ghana encontró la pelota y en base a su velocidad comenzó a generar preocupación.
A los 30´, el duro Vorsah cabeceó en buena posición tras un corner desde la izquierda, pero su disparo se perdió afuera. No fue gol, pero había sonado la primera alarma.
Sesenta segundos después, Gyan por poco corona una contra letal iniciada a pura velocidad por Boateng en el sector derecho, pero gracias a todos los santos su tiro rastrero se perdió desviado.
La primera mala noticia para la celeste llegó a los 38´, cuando el capitán Lugano debió retirarse debido a un golpe sufrido algunos minutos atrás, cuando Vorsah se le cayó encima tras un corner a favor de Uruguay. Ingresó Andrés Scotti.
Ghana seguía insistiendo: Muntari (39´) cabeceó desviado tras un pelotazo cruzado.
Cuando parecía que la primera mitad se iba sin goles, que era lo mejor que le podía pasar a la celeste en ese momento, Muntari (45´ + 2´) tuvo su revancha y marcó en la jugada, en apariencia, menos peligrosa de los africanos.
Desde más de treinta metros, remató sin muchas pretensiones, pero la "Jabulani", para variar, tomó un raro efecto que descolocó a Muslera y se coló en la meta uruguaya. Un gol doloroso.
Así se marchó la primera mitad.
Los ghaneses iniciaron mejor el complemento, pero Uruguay-ya con Lodeiro en cancha- rápidamente reaccionó e igualó el tanteador a los 55´, por intermedio de Forlán, quien despachó un fenomenal tiro libre, de esos de su estilo, que descolocó a Kingson para decretar la sufrida igualdad. Uno a uno y pelota al medio.
Gyan (58´) sacó la cara por los africanos, pero Muslera detuvo, a medias, su rastrero disparo.
Sin embargo, el gol del empate entonó a Uruguay, que, con mucho amor propio, creció y se acercó cada vez con más y más peligro a la valla rival.
Suárez tuvo el gol en dos ocasiones: a los 60´ la tiró afuera tras centro de Forlán y a los 70´, luego de buena combinación con Lodeiro, vio como su tremendo zapatazo era enviado al corner por Kingson en espectacular atajada.
Cinco minutos después, Forlán probó con otro remate libre que pasó cerca del palo izquierdo del arquero africano.
El maestro Tabárez, viendo que se podía y que anímicamente Uruguay estaba más entero, mandó a Abreu a la cancha (salió Cavani).
La celeste, con gran corazón, se llevaba por delante a su rival y era más, pero no pudo definirlo y los 90´ finalizaron igualados en un gol.
El primer tiempo del alargue no modificó las cosas. Un poquito mejor Ghana al comienzo y luego (infructuoso) dominio celeste. Eso sí, el cansancio ya estaba jugando su partido…
A los 9´ de la segunda mitad del alargue, Forlán gozó de una buena chance, pero su tiro se perdió afuera cuando se encontraba en buena posición dentro del área. Un minuto después, el "Mono" Pereira desbarató una peligrosa jugada ghanesa reventando la pelota al out ball.
Boateng, faltando dos minutos, cabeceó afuera paralizando el corazón de todos los uruguayos.
Sin embargo, la jugada que por poco mata a todos los uruguayos fue la última del maratónico partido: Suárez despejó la pelota con la mano en la línea de gol cuando la pelota se metía y el juez portugués cobró penal y expulsó al 9 celeste.
Asamoah Gyan asumió la responsabilidad, pero su potente remate pegó en el travesaño y se fue afuera. Increíble. Uruguay seguía vivo.
Así se marcharon los 30´ de alargue y llegaron los penales.
En esa instancia, Fernando Muslera se vistió de héroe y tapó dos penales, pero el milagro lo completó Abreu picando el último.
¡Uruguay entre los cuatro mejores del mundo!


OVACION DIGITAL

No hay comentarios: