Cuantas personas han visitado este blog hasta el día de hoy

miércoles, 7 de julio de 2010

Con el orgullo intacto

Con el orgullo intacto
Getty Images
No pudo ser para Uruguay… El sueño de volver a jugar el partido final de una Copa Mundial de la FIFA en 60 años acaba de terminar por culpa de Países Bajos, que derrotó en la primera semifinal de Sudáfrica 2010 a la Celeste por 2-3. Las caras de los jugadores charrúas a la salida del vestuario muestran resignación, por supuesto, pero todos marchan con la cabeza en alto, haciéndole saber el mundo que el honor está en intacto a pesar de la tristeza.
“Siento un gran orgullo por haber tenido la oportunidad de jugar un Mundial con este grupo. Demostramos dentro de la cancha que siempre quisimos ganar el partido, solamente que no pudimos. Que hayamos tenido la oportunidad de empatarlo pesar de estar perdiendo 3-1 a poco del final muestra la rebeldía de este grupo, que ni hasta el último minuto dio el juego por perdido”, afirma Álvaro Pereira en exclusiva a FIFA.com.
Egidio Arévalo Ríos parecía todavía sentir cómo el agua se escurría entre sus dedos. “Se estuvo muy cerca... Está muy dicho, pero el fútbol es así: a veces te toca ganar, otras perder. Y hoy nos tocó perder. Pero dejamos la cancha sabiendo que hicimos todo lo posible para pasar a la final, sólo que no alcanzó. A pesar de que el dolor no deja pensar muy bien, estamos conformes por todo lo que se hizo”, dice el volante central de 28 años al sitio Web oficial de la FIFA.

Razones y aspiracionesPara Pereira, las razones de la derrota son claras: “No siento que nos hayan superando ni en lo colectivo ni en lo individual, sino en el momento de los goles: ellos definieron el asunto en dos jugadas en el segundo tiempo, porque hasta ahí el partido estaba muy parejo. Es más, cuando nos hacen el segundo gol, nosotros estábamos jugando mejor”, explica en número 11.
Arévalos Ríos, en cambio, tiene una visión levemente distinta. “En lo colectivo forman un gran equipo, todos tienen buen manejo de pelota y eso los hace difíciles de marcar. En lo individual, hay jugadores que realmente hacen la diferencia y eso quedó claro hoy”. Sin embargo, comparte el análisis de su compañero de medio campo con respecto al oportunismo del rival. “En líneas generales, aprovecharon las oportunidades que tuvieron y luego jugaron con nuestra desesperación. Después de que consiguieran el segundo gol, nosotros nos fuimos arriba para seguir presionando y en una contra se encontraron con el tercero”.
Para los dos, Uruguay todavía tiene trabajo que hacer en Sudáfrica. “Ahora hay que estar tranquilos, recuperarnos y tratar de terminar terceros, que no es lo mismo que ser cuartos. Igualmente, si no se da, no creo que cambie en nada: ya estamos en la historia de Uruguay y nos iremos de este Mundial con la frente en alto”, agrega el dueño de la dorsal 17, uno de los que jugó todos los minutos del torneo.
Consultado sobre el partido por el tercer puesto, Pereira no duda: “Esta selección ha salido a ganar todos los juegos y el próximo no será la excepción. Estamos tristes todavía por no poder jugar la final, pero el objetivo es dejar la bandera de Uruguay lo más alto posible”. En cuánto al balance del torneo, el volante deja una puerta abierta más que una reflexión final: “Estamos dolidos pero sentimos orgullo, aunque no podría decir que estoy satisfecho… Quizás después del último partido pueda contestar esa pregunta. El sábado se la contesto…”.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Vamos arriba Uruguay
fanceibal.blogspot.com