Cuantas personas han visitado este blog hasta el día de hoy

sábado, 18 de abril de 2009

Una de las historias más tristes del 2009

Cuando la "declaración de Salto" comienza a parecerse una farsa.
Blanquita Fillipini, la niña de tres años que desde la semana pasada se debate entre la vida y la muerte debido a un dignostico médico equivocado, que impidió que se detectara a tiempo una apendicitis y provocó una peritonitis, fue intervenida quirúrgicamente esta tarde para amputarle los dos miembros inferiores, el brazo Izquierdo y tres dedos de la mano derecha.





En la tarde del miércoles, Omar Fillipini, padre de la niña habló con Diario Salto mientras era intervenida, y relató los hechos y los dichos hasta el momento.

"Hace aproximadamente 1 hora que sacaron mi hija para operarla" dijo Fillipini.




"Le van a amputar las piernas y el brazo, una parte del brazo derecho, los dedos. Porque Blanquita en este momento se encontraba bien, en el sentido que se defendía sola, las plaquetas de glóbulos blancos estaban bien, las de rojo también, estaba todo bien y como (Dr. Antonio) Veroli vino y me dijo que había que amputar...porque empieza a pudrir y a juntar bicho, ¿no?, me dijo: vamos a aprovechar ahora porque después se complica mas" relató.

El angustiado padre, continuó su relato: "Yo le pedí que me a devuelvan con vida, no me importa que le falten los brazos y las piernitas, pero la quiero con vida...Me prometió como cirujano, y tengo esa esperanza...Le tengo tanta fe que me la va a dar bien, faltándole las piernitas y sin un brazo pero bueno, somos papas y tenemos que estar firmes".




Según relató, los médicos le dijeron: "me dijeron vamos a operar si o si, porque está seco totalmente y se nos va a venir encima la cosa fea. Yo estoy de acuerdo que se lo hagan, yo firmé un papel, que lo saquen por favor" exclamó.




El padre dijo también que los médicos, a pesar de las amputaciones, "no aseguran nada. No aseguran nada porque ellos dice que puede existir complicaciones de infección de nuevo.

Yo pienso que ellos le tienen miedo la abdomen también, porque el abdomen esta abierto, el tema pasa porque Veroli la encuentra a Blanquita con defensas buenas para poder cortar hoy. Al poder cortar tenemos una esperanza de que ella pueda luchar y vivir.

Lo que nosotros, los padres, buscamos es que nos entreguen con vida la nena para poder luchar, para salir adelante" relató.




La solidaridad está cuando debe estar.




Mostrando otro aspecto del momento que él y su familia están viviendo, Omar Fillipini se quiebra y entre el llanto nos comenta las muestras de solidaridad que ha recibido, desde que el problema tomó estado público.

"¡ Por favor ni lo piense, ni lo diga! exclama. "Hemos recibido la solidaridad de todo el pueblo de Salto, que no hay palabras para agradecimiento. Tanto a CERENAP (Centro de Recién Nacidos con Problemas), el Hospital, yo contra el hospital no tengo nada, se han portado con mi hija que es una belleza!! Y al pueblo que me ayudó... gente que yo no conozco, gente que ha venido aquí a ofertarme dinero, que usted sabe lo difícil que es en la vida. (Le ofrecieron también) qué comer para mis hijos, pañales..."

Para él "son cosas muy lindas que Blanca puso en el camino". Entonces - continuó - es eso lo que motiva a que viva.

Quiero un poco de vida de ella, nada mas. Porque al sacarle los bracitos y las piernas es como que le están sacando la mitad de la vida, y yo la quiero ver con poco pero que este con nosotros, ese es el anhelo de nosotros como padres" dijo.




Para cerrar la charla, el hombre aseguró que: "Dios va poner la mano, quédese tranquilo porque Dios va a iluminar la mano de Veroli.

Fuente:El País Digital

No hay comentarios: